Energía renovable en casa: ¿qué opciones tienes?

Energía renovable en casa:

En la actualidad existen varias opciones que permiten a los hogares obtener energía a partir de fuentes renovables, promoviendo la sostenibilidad y ahorrando dinero a largo plazo. El uso de este tipo de energías se está expandiendo cada día.

Te contamos lo que debes saber sobre algunas de estas alternativas:

Energía solar fotovoltaica

Se trata de una de las energías renovables más utilizadas a día de hoy. La energía solar fotovoltaica se obtiene mediante paneles solares que transforman la luz solar en electricidad. Estos paneles se instalan generalmente en los techos o en áreas con exposición solar directa.

Son una excelente manera de reducir la dependencia de la red eléctrica convencional, lo que podría significar ahorros considerables a lo largo del tiempo en la factura eléctrica.

Además, son fáciles de usar y mantener, y no generan contaminación durante su funcionamiento.

Energía solar térmica

A diferencia de la energía fotovoltaica, la solar térmica se enfoca en calentar agua utilizando la energía del sol.

Los colectores solares térmicos capturan el calor del sol y lo transfieren a un fluido, que luego se utiliza para calentar el agua en depósitos específicos. Esta agua caliente se puede utilizar para ducharse, lavar platos o para la calefacción del hogar.

Es una opción eficiente y amigable con el medio ambiente, especialmente en climas soleados.

Geotermia

La geotermia aprovecha el calor del subsuelo para generar calefacción o agua caliente. Este sistema funciona mediante la instalación de tuberías subterráneas o la perforación de pozos que capturan el calor geotérmico.

Es una opción versátil que puede funcionar tanto en climas fríos como cálidos, ofreciendo una fuente constante de calor que puede ser aprovechada para el hogar.

Aunque la instalación inicial puede ser costosa, a largo plazo suele ser una inversión rentable.

Aerotermia

La aerotermia es otra alternativa renovable que utiliza la energía presente en el aire exterior para producir calefacción, refrigeración y agua caliente.