Muebles de baño suspendidos o con patas, ¿Cuál escoger?

¿Son mejores los muebles de baño suspendidos o con patas? Esta pregunta tiene varias respuestas, ya que depende de muchos aspectos. Por ello hemos creado una guía para ayudarte a decidir qué es mejor para tus espacios dependiendo de sus características, tus preferencias y necesidades.

La opción ideal va a depender de ciertos criterios o preferencias. Para empezar, como en todo proyecto, hay que tener en cuenta el presupuesto con el que se cuenta. Nosotros vamos a partir de la idea de que se busca un mueble baño barato. Pero además del presupuesto, para comenzar es indispensable conocer la disposición del espacio y sus metros cudrados..

Ya que, elegir la decoración para un baño pequeño puede requerir que se tengan en consideración otros aspectos. A continuación te explicamos qué mueble de baño es mejor en función de varios detalles.

Muebles de baño suspendidos: ventajas e inconvenientes

Los muebles de baño suspendidos hoy en día están muy presentes en el mercado. Y permiten aprovechar mejor los espacios principalmente, es ideal para lograr una mejor armonía visual y organización. 

En consideración con esto es de los accesorios de baños idóneos para los espacios más pequeños. Pues cumple bien con su cometido sin dejar de lado la calidad estética y la complementación de un buen diseño.

Por otro lado, los muebles de baño suspendidos facilitan el mantenimiento. Al encontrarse suspendidos, entonces permiten limpiar en profundidad el suelo, evitando que la mugre se acumule en la superficie o en las juntas.

Si te preguntas qué elegir entre muebles de baño suspendidos o con patas, debes analizar la composición del espacio donde serán instalados.

En el caso de este modelo, es ideal para aprovechar mejor las dimensiones, dando prioridad a otros elementos, como a instalar dos lavados. También es muy acertado porque aporta más simetría y da un aura de ligereza en las estancias.

Dentro de las consideraciones sobre esta opción puede destacar que requieren un proceso de instalación un poco más ostentoso. Aunque eligiendo un buen proveedor, esto puede ser mucho más sencillo.

Muebles de baño con patas: ventajas e inconvenientes

Los muebles de baño con patas son auténticos mobiliarios clásicos, se trata de una apuesta ideal para quienes deseen elegir lo tradicional.

Uno de sus principales beneficios es que son muy vistosos, así que pueden ayudar a guiar la atención hacia elementos específicos.

Aunque hay que considerar que entre los muebles de baño suspendidos o con patas, los primeros requieren más espacio. Pero esto también quiere decir que suelen aportar una mejor capacidad para almacenar cosas.

Otro punto a favor de este tipo de muebles de baño es que son más fáciles de instalar, y no requieren de un soporte tan elevado en cuanto a la pared. Mientras que los muebles suspendidos sí requieren esto. 

Últimas tendencias mueble de baño 2023

Una de las diferencias entre muebles de baño suspendidos o con patas es que en cuanto a últimas tendencias, los primeros modelos están siendo más destacados.

Y es que, el concepto de disponer de muebles aéreos o suspendidos se adhiere más a un estilo moderno y de buen gusto. Si esta es la imagen que deseas transmitir con tu decoración, entonces convine valorarlo.

Además de la estética sofisticada y moderna, las tendencias valoran mucho la funcionalidad. Por esto han resaltado productos como radiadores toalleros, que mejoran la calefacción del espacio pero tiene otras funciones.